Saltar al contenido

¿Cómo Usar el Ácido Salicílico y el Retinol para una Belleza del Cabello Óptima?

El ácido salicílico y el retinol son dos ingredientes claves en el cuidado de la piel, pero ¿sabías que también pueden ser beneficiosos para el cabello? En esta guía, exploraremos cómo estos ingredientes pueden ayudar a mejorar la salud del cabello y darle un aspecto más fuerte y brillante. Desde el cuero cabelludo hasta las puntas, aprenderás cómo usar el ácido salicílico y el retinol para obtener una belleza del cabello óptima. ¡Comencemos!

¿Qué pasa si mezclo retinol con ácido salicílico?

Si bien el retinol y el ácido salicílico son dos ingredientes populares en el mundo de la belleza, mezclarlos puede no ser la mejor idea.

El retinol es un derivado de la vitamina A y es conocido por sus propiedades anti-envejecimiento. Se utiliza comúnmente en cremas y sueros para reducir la apariencia de arrugas y líneas finas, y para mejorar la textura de la piel.

Por otro lado, el ácido salicílico es un beta-hidroxiácido (BHA) que se utiliza para tratar el acné y la piel grasa. También puede ayudar a reducir la inflamación y mejorar la apariencia de los poros.

Si se mezclan, el retinol y el ácido salicílico pueden irritar la piel y causar sequedad y descamación. Esto se debe a que ambos ingredientes pueden ser bastante fuertes y pueden exfoliar la piel de manera agresiva.

Es importante tener en cuenta que si desea utilizar ambos ingredientes en su régimen de cuidado de la piel, debe hacerlo con precaución. Por ejemplo, puede usar el retinol por la noche y el ácido salicílico por la mañana. También puede alternar la aplicación de cada uno cada dos días para evitar la irritación.

Si decide utilizar ambos ingredientes, asegúrese de hacerlo con precaución y de no sobrecargar su piel con demasiados exfoliantes.

¿Qué va primero el ácido salicílico o retinol?

El ácido salicílico y el retinol son dos ingredientes populares de belleza que ofrecen una amplia variedad de beneficios para la piel y el cabello. Ambos son ácidos que trabajan para mejorar la apariencia de la piel y el cabello, pero ¿cuál debe aplicarse primero?

En general, es mejor utilizar el ácido salicílico primero y luego el retinol. El ácido salicílico es un exfoliante químico que ayuda a eliminar las células muertas de la piel y abre los poros. Al aplicarlo primero, está preparando la piel y el cuero cabelludo para que el retinol pueda penetrar mejor.

El retinol es un derivado de la vitamina A que ayuda a reducir la aparición de arrugas, líneas finas y manchas en la piel y promueve la producción de colágeno. También puede ayudar a fortalecer el cabello y mejorar su textura. Al aplicar el retinol después del ácido salicílico, se asegura de que penetre en la piel y el cabello de manera efectiva.

Es importante tener en cuenta que el ácido salicílico y el retinol pueden ser irritantes para la piel y el cuero cabelludo si se usan en exceso o si se usan juntos demasiado pronto. Es recomendable comenzar con una concentración más baja de cada ingrediente y aumentar gradualmente la cantidad y la frecuencia de uso a medida que la piel y el cabello se acostumbran.

Sin embargo, es importante tener en cuenta la concentración y la frecuencia de uso para evitar la irritación de la piel y el cuero cabelludo.

¿Qué hace el ácido salicílico en el cabello?

El ácido salicílico es un ingrediente activo que ha sido utilizado durante mucho tiempo en la industria de la belleza y el cuidado del cabello. Este ingrediente se encuentra comúnmente en productos para el cuidado de la piel y el cabello debido a sus propiedades exfoliantes y antiinflamatorias.

Cuando se utiliza en el cabello, el ácido salicílico ayuda a eliminar la caspa y las escamas del cuero cabelludo. También ayuda a limpiar los poros del cuero cabelludo, lo que puede ayudar a prevenir la pérdida de cabello y a estimular el crecimiento del cabello nuevo.

Otra de las ventajas del uso del ácido salicílico en el cabello es que ayuda a controlar la producción de sebo, lo que puede ser beneficioso para personas con cabello graso. Además, el ácido salicílico ayuda a eliminar las impurezas del cabello, dejándolo más suave y brillante.

Es importante tener en cuenta que el ácido salicílico puede ser irritante para algunas personas, especialmente si se utiliza en grandes cantidades. Por lo tanto, es recomendable probar primero el producto en una pequeña zona del cuero cabelludo antes de usarlo en todo el cabello.

Ayuda a eliminar la caspa y las escamas del cuero cabelludo, controla la producción de sebo y elimina las impurezas del cabello, dejándolo más suave y brillante.

¿Que no se debe mezclar con el retinol?

El retinol es un ingrediente muy conocido en la industria de la belleza por sus propiedades anti-envejecimiento y su capacidad para mejorar la apariencia de la piel. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el retinol no debe mezclarse con ciertos ingredientes para evitar posibles irritaciones o efectos secundarios no deseados.

¿Qué es el retinol?

El retinol es una forma de vitamina A que se encuentra comúnmente en productos para el cuidado de la piel. Ayuda a aumentar la producción de colágeno y a disminuir la aparición de líneas finas y arrugas, así como a mejorar la textura y el tono de la piel.

¿Qué no se debe mezclar con el retinol?

Algunos ingredientes que no deben mezclarse con el retinol incluyen:

  • Ácidos alfa hidroxi (AHA): Los ácidos AHA, como el ácido glicólico y el ácido láctico, pueden ser demasiado irritantes cuando se usan en combinación con el retinol. Si desea utilizar ambos ingredientes, es mejor alternar su uso o utilizarlos en días diferentes.
  • Ácido salicílico: El ácido salicílico es un ingrediente común en los productos para el cuidado del cabello y la piel debido a su capacidad para exfoliar y limpiar los poros. Sin embargo, cuando se combina con el retinol, puede causar irritación y sequedad en la piel. Si desea utilizar ambos ingredientes, es mejor usarlos en días diferentes.
  • Peróxido de benzoilo: El peróxido de benzoilo es un ingrediente común en los productos para el acné debido a su capacidad para matar las bacterias que causan el acné. Sin embargo, cuando se combina con el retinol, puede causar irritación y sequedad en la piel. Si desea utilizar ambos ingredientes, es mejor usarlos en días diferentes.
  • Vitamina C: La vitamina C es un ingrediente común en los productos para el cuidado de la piel debido a sus propiedades antioxidantes. Sin embargo, cuando se combina con el retinol, puede disminuir la eficacia del retinol. Si desea utilizar ambos ingredientes, es mejor usarlos en días diferentes.

En conclusión, el ácido salicílico y el retinol son dos ingredientes clave para una belleza del cabello óptima. Ambos tienen propiedades exfoliantes que ayudan a eliminar las impurezas del cuero cabelludo, previniendo la acumulación de residuos y promoviendo el crecimiento del cabello. Además, el retinol es un antioxidante que ayuda a combatir los efectos del envejecimiento y la pérdida de cabello. Al incorporar estos ingredientes en tu rutina de cuidado del cabello, puedes lograr una melena más sana, fuerte y brillante.

En el vídeo anterior les expliqué cómo ordenar los productos en su rutina diaria en base a la fluidez de sus vehículos por las condiciones de su piel. Ahora bien, antes de que se los apliquen, ¿saben si dichos productos se pueden utilizar juntos? Puede pasar que al combinar diferentes principios activos, éstos se complementen, se potencien y generen irritación, o simplemente se cancelen. Es por eso que en el vídeo de hoy quiero hacer un breve repaso de las combinaciones de principios activos que más frecuentemente usamos como parte de nuestra rutina, para que puedan obtener el mejor resultado posible y no cometan errores involuntarios.

Antes que nada, me gustaría mencionar que es muy importante que tengamos un objetivo para nuestra rutina antes de comprar cualquier producto, así podremos comprar en consecuencia. Para esto es muy útil la ayuda de tu dermatólogo. Muy frecuentemente veo que en las rutinas de mis pacientes hay productos que comparten el mismo principio activo y, por ende, están destinados a producir el mismo efecto. Tratemos de mantener las rutinas simples, no siempre es necesario aplicar los principios activos todos los días para obtener buenos resultados.

Cuando queremos utilizar múltiples principios activos como partes de nuestra rutina, nos puede ser útil el aplicarlos en días alternos. Empezamos entonces con la combinación de principios activos que no debemos hacer:

Ácido retinoico y peróxido de benzoilo

El ácido retinoico se utiliza mucho en pacientes con acné y el peróxido de benzoilo también es un principio activo que se utiliza mucho en el acné. Si bien utilizarlos de manera individual nos puede ser muy beneficioso, el aplicarlos juntos podría ser un problema. El efecto oxidante que tiene el peróxido de benzoilo podría afectar el correcto funcionamiento del ácido retinoico. Es por eso que no hay que aplicarlos uno después del otro, lo correcto sería aplicarlos en distintos momentos del día. Tengan en cuenta que el ácido retinoico es sensible también a la luz solar, por lo cual habrá que aplicarlo de noche.

Entonces nos quedaría el peróxido de benzoilo para aplicar a la mañana. Es por esta combinación complicada que es preferible utilizar el peróxido de benzoilo en combinación con un retinol, un retinoide mucho más estable que no se verá perjudicado de la combinación.

Vitamina C y peróxido de benzoilo

A la hora de hablar de la vitamina C, debemos decir que se puede encontrar en diferentes formas en los productos y cuidados para la piel. Por un lado, tenemos la forma más pura, que es el ácido ascórbico, con la que se han visto mejores resultados y es la forma más estudiada. Y por otro lado, tenemos a los derivados de la vitamina C. Lamentablemente, el ácido ascórbico es bastante inestable y necesita un pH ácido para su correcto funcionamiento. Fácilmente, al entrar en contacto con el sol o con el aire, el ácido ascórbico se oxida. Por otro lado, el peróxido de benzoilo tiene un efecto oxidante, por lo cual el combinar el ácido ascórbico con el peróxido de benzoilo haría que estos dos se cancelen.

Si estás utilizando la vitamina C como parte de tu rutina diaria como antioxidante y el peróxido de benzoilo como medicación de rescate ante la aparición de algún granito, te recomiendo que utilices la vitamina C en la mañana y el peróxido de benzoilo en la noche.

Retinoides y alfahidroxiácidos

En cuanto a combinar estos principios activos, no produce alteraciones en la efectividad de ninguno de ellos. Esta combinación puede resultar un tanto irritante, combinar el efecto exfoliante de los alfa hidróxidos junto al aumento del turnover de las células epidérmicas que producen los retinoides podría llevar a tener una piel irritada y reseca. Por ende, si tienes una piel sensible o una piel seca, deberías pasar por alto esta combinación.

Trata de evitar la combinación de productos distintos que compartan el mismo principio activo. Por ejemplo, si estás utilizando un sérum con ácido hialurónico como parte de tu rutina de noche, no hará falta que después apliques una crema con ácido hialurónico. El aplicar múltiples productos aumenta la chance de sufrir irritación o generar efecto exclusivo. Por ende, trata de mantener tu rutina diaria simple y evitar productos que sean redundantes. Si tienes ganas de utilizar productos distintos que compartan el mismo principio activo, deberías utilizarlos en días alternos, un día uno y otro día el otro.

Combinaciones beneficiosas

Está comprobado que una manera de mejorar la absorción y el correcto funcionamiento de la vitamina C es tornando un poco más ácido el pH de la piel. ¿Cómo podemos hacer esto? Utilizando un producto de limpieza que contenga alfa hidróxidos para lavarnos la cara previamente a la aplicación de la vitamina C. Si bien la utilización de una alfa hidróxidos nos ayudará a disminuir el pH de la piel y mejorar así la absorción y el funcionamiento de la vitamina C, hay que tener cuidado porque esta combinación puede resultar un tanto irritante. Asegúrate de que tu piel la tolere correctamente y evita así efectos indeseados.

Por el contrario, productos que eleven el pH de la piel atentarán contra el correcto funcionamiento y la absorción de la vitamina C. Por ende, ten cuidado.

En cuanto a retinoides y ácido hialurónico, si bien el ácido retinoico y el retinol son dos productos que son buenísimos y que tienen un montón de beneficios para la piel y son mis antiguos favoritos, pueden tener efectos secundarios que resulten un tanto molestos, como la irritación y la resequedad de la piel. Estos efectos secundarios podrán verse atenuados en parte si aplicamos algún producto con un principio activo hidratante, como puede ser el ácido hialurónico. El ácido hialurónico tiene una capacidad de retener agua en la piel, contrarrestando la resequedad generada por el retinol.

La combinación infalible ha sido retinoides por la noche, ácido hialurónico por la mañana, niacinamida y vitamina C.

Ahora bien, ¿cuáles combinaciones de principios activos serían buenas según tu tipo de piel?

  • Si sufres de rosácea, la combinación de ácido hialurónico y niacinamida sería buenísima y te aseguras de que tu piel no se irrite.
  • Si tienes una piel seca, el ácido hialurónico sería un principio activo buenísimo para incorporar a tu rutina. Vas a querer mantenerte lejos de principios activos que resequen la piel, como por ejemplo los retinoides.
  • Si tienes una piel con hiperpigmentación de alguna clase, la combinación de vitamina C y niacinamida te podría ser muy útil gracias a su efecto despigmentante.
  • Si tienes una piel grasa deshidratada, el uso de niacinamida y ácido hialurónico te podría ser útil para controlar la producción de sebo e hidratar la piel.
  • Si quieres tratar arrugas o líneas de expresión, el efecto anti-age de los retinoides combinado con el efecto hidratante del ácido hialurónico es una combinación infalible. Si quieres rematar, puedes agregar el efecto antioxidante de la vitamina C.

En Instagram les pedí que me compartieran la combinación de principios activos que están utilizando como parte de su rutina diaria, así que pasemos a leer un par de ellos:

  • Sin Morán dice: vitamina C y alfa hidróxidos de viñas y una medida más retinol de noche. Perfecta combinación dos días por semana.
  • Andy Vaira dice: ácido salicílico y ácido hialurónico. Funciona, si funciona. El ácido salicílico es un tanto irritante y puede resecar un poco la piel, así que el utilizar el ácido hialurónico te viene perfecto para contrarrestarlo un poco.
  • Patxi dice: niacinamida y vitamina C, retinol y ácido hialurónico. En este caso, te diría que tengas cuidado de no irritar demasiado tu piel con la combinación de retinol y salicílico. La comunicación de niacinamida con vitamina C, ácido hialurónico, funciona sin problemas.
  • Gonzalo Cabezón dice: vitamina C de mañana y ácido mandélico de noche. Está bien, perfecto.

Espero que este vídeo les haya sido útil y haya despejado algunas dudas sobre la combinación de principios activos. Recuerden que siempre es importante consultar a un dermatólogo para obtener recomendaciones personalizadas según su tipo de piel. ¡Nos vemos en el próximo vídeo!

¿CUÁLES PRINCIPIOS ACTIVOS SE PUEDEN COMBINAR?